Buscar este blog

sábado, 30 de julio de 2011

Las casas de colores de Villajoyosa






Llevo visitando regularmente Villajoyosa desde hace varios años y siempre encuentro algo nuevo y distinto para fotografiar.Sus casas, pintadas con todos los colores que os podáis imaginar, son una alegría para los sentidos. Pasear por las calles de la zona vieja un día cualquiera por la mañana, empapándose de color y descubriendo los mil detalles que encierran sus ventanas y balcones, es algo que no podréis olvidar. No dejéis de hacerlo si tenéis la oportunidad. Me lo agradeceréis.




Hay censadas  777 casas de colores, que conforman un barrio declarado Bien de Interés Cultural (BIC), el 28 de noviembre de 2003.
El frente marítimo de este barrio y el resto de su conjunto, mantienen la antigua tradición de los pescadores, de pintar con colores llamativos las fachadas, para distinguir su casa desde el mar y recibir mensajes familiares colgados de los balcones.






Hoy en día, la mayoría de la población es de raza gitana. De sus 964 vecinos, 665 son españoles y 299 extranjeros de 27 nacionalidades diferentes. La colonia más numerosa es la británica, con 73 residentes.





Os doy ahora, algunos información de su historia, obtenida de las múltiples entradas que podemos encontrar en la red. 
El Municipio de La Vila Joiosa tuvo sus primeros pobladores en la Edad de Bronce. El cerro donde se asienta el casco antiguo fue una ciudad ibérica y existen razones fundadas para identificarla con la Alonis de los textos clásicos. Las excavaciones de la Necrópolis del Poble Nou, la de mayor duración actualmente conocida para la cultura ibérica (s.VI a.C.) han proporcionado muchos materiales de uso militar y cotidiano que se exponen en el Museo Municipal.

En época romana la zona experimentó un gran auge que se traduce en la identificación de la ciudad con Alona. De esto nos han quedado restos arqueológicos que podrás ver en el Museo Arqueológico Municipal. Durante la Edad Media las costas se despoblaron por el peligro pirata y en el siglo VIII el levante se islamizó, hasta el 1300 cuando el almirante de Jaime II, Bernat d’en Sarria, funda esta población. La Vila Joiosa significa "la ciudad alegre", un nombre atractivo para los nuevos pobladores cristianos del Noreste peninsular.





La ciudad tuvo un castillo que la protegía, pero el que hoy observamos es más reciente, del siglo XVI. Es un ejemplo de arquitectura renacentista, así como las torre vigías de la huerta.

Según la tradición, los pobladores de La Vila Joiosa pidieron la intercesión del santo del día para repeler un importante ataque de los piratas berberiscos. Desde entonces, el día 29 de julio se venera a Santa Marta como patrona de la ciudad, y desde 1694 se celebran en su honor las fiestas de Moros y Cristianos.




Todas las fotografías las podéis ver a mayor tamaño, pinchando simplemente sobre ellas.

3 comentarios:

  1. IMPRESIONANTE!
    Muy bonitas, y buenas, te doy mi grata enorabuena!
    Gracias por plasmar mi pueblo tal cual es: ¡ÚNICO!

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hermoso lugar, espero algun dia conocerlo. Saludos desde México.

    ResponderEliminar
  3. Bellísimo pueblo y muy pintoresco.Felicitaciones por tener excelente gusto para las fotos! Saludos desde Caracas.

    ResponderEliminar